Alumnos de Biología celebraron el 3er Festival Sonorense de Plantas y el Día Mundial de la Tierra

Para fomentar el conocimiento sobre las plantas, las especies que permitieron a la humanidad formar ciudades, el sábado 21 de abril, alumnos de la carrera de Biología de la Universidad de Sonora celebraron el 3er Festival Sonorense de Plantas y el Día Mundial de la Tierra.

En la inauguración, Marco Antonio López Torres, jefe del Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de la Universidad de Sonora (Dictus), resaltó la importancia del evento que involucró a integrantes de La Casa del Biólogo y El Club de Botánica, quienes presentaron una serie de conferencias y exposiciones de material botánico para disfrute de los visitantes.

Participaron en el festival investigadores del Dictus; en particular, estudiantes de Biología, así como personal del Centro Ecológico, del vivero Cemex, de la Universidad Estatal de Sonora, así como alumnos de la Universidad La Salle Hermosillo y del programa Culturest de Fotografía a cargo de Cruz Teros Canizales, además del Tecnológico de Monterrey en esta ciudad, clubes de ciencia y el grupo Alianza para la Mariposa Monarca de esta casa de estudios.

Durante el desarrollo del programa se expuso gran cantidad de plantas, frutos, flores, semillas, prototipos, maquetas, enfatizándose en la importancia que tienen las plantas para la comunidad, así como aquellas que México ha proporcionado al mundo, como el maíz, frijol, chile, aguacate, tomate, vainilla y chocolate, entre muchas más.

El organizador del evento, Alf Meling, al hacer una relatoría histórica sobre el tema, señaló que las personas empezaron a cultivar las plantas porque conocieron sus bondades, especialmente al observar que producían frutos comestibles, follaje, granos, y que con poco de manejo podían utilizarlos para obtener alimentos.

“El nacimiento de la agricultura fortaleció a la humanidad; estudiar las plantas nos permite saber en qué podemos utilizarlas en beneficio del ambiente, mejorar nuestra alimentación y los espacios en que vivimos, así como el desarrollo de la medicina”, añadió.

Dijo que esas especies son parte esencial de nuestra vida diaria porque proporcionan el oxígeno que respiramos, detienen la erosión, alimentan nuestro ganado, florecen en los jardines, proporcionan sombra y le dan refugio a una infinidad de animales.

“Nos proporcionan muchos alimentos, como ensaladas, tortillas de harina y de maíz; incluso, podremos dejar de comer carne pero plantas nunca: arroz, frijoles, salsas, sandía, melones, manzanas, plátanos, espinacas, jícama con chile, agua de coco, de jamaica, de limón, tamarindo, paletas de ciruela, de piña, fresas con crema…”

Las plantas, reiteró, también proporcionan energía a través del carbón y muchos satisfactores más, como construcción de casas. “En síntesis, son una parte esencial de la humanidad y por ello se estudian con gran esmero”, concluyó Alf Meling. (JAR)


http://www.uson.mx/noticias/default.php?id=26104

Y tú, ¿qué opinas?