Curso Bioinformática para el diseño y análisis de Microsatélites

Maestros, investigadores y alumnos de la Licenciatura en Biología y del Posgrado en Biociencias de nuestra alma mater participaron en el curso Bioinformática para el diseño y análisis de Microsatélites, impartido por la Dra. Melanie Culver responsable del Laboratorio de Genética de la Conservación de la Escuela de Recursos Naturales Renovables y su asistente la Dra. Karla Vargas, docentes e investigadores de la Universidad de Arizona en Tucson los días 29 y 30 de mayo del presente.

El Dr. Alejandro Varela Romero, catedrático de la Licenciatura en Biología y del Posgrado en Biociencias del DICTUS, explicó que durante dos intensos días ambas investigadoras instruyeron a estudiantes y profesores los aspectos teóricos y prácticos del uso de la bioinformática como resultado de secuenciación genómica para el diseño de iniciadores y la evaluación de los indicadores de la diversidad genética y la estructura poblacional de organismos silvestres, de los cuales ellas son especialistas.

La variabilidad genética es una herramienta muy poderosa para el estudio y conservación de la diversidad biológica y también para el manejo de poblaciones naturales explotadas por el humano. Considerando la sostenibilidad de los recursos naturales como premisa para el desarrollo económico sostenible, los estudios de variabilidad genética nos proporcionan la información necesaria para conocer la riqueza genética de las poblaciones y su nivel de endogamia (consanguinidad), este última considerada una amenaza para la sobrevivencia de las poblaciones silvestres y las sujetas a explotación o cultivo. Por otra parte, los análisis de variabilidad genética resultan imprescindibles para evaluar la migración entre poblaciones y conocer si estas se encuentran aisladas unas de otras, requisito necesario para diseñar los programas de explotación comercial sostenible de recursos naturales renovables.

El Dr. Varela Romero comentó también que esta información genética es la más utilizada actualmente y combinada con el resultado de la secuenciación de genomas, se sitúa como una estrategia bioinformática muy valiosa compartida por los docentes de la Universidad de Arizona. Comenta además que este curso fue posible ya que fue programado dentro del proyecto de investigación binacional titulado Estatus de conservación y manejo genético de especies en peligro a lo largo de la frontera México-Estados Unidos, financiado por el International Consortium for Regional Scientific Development & Innovation The University of Arizona-­‐CONACYT del cual él es responsable.

Y tú, ¿qué opinas?